¿Cómo puedo detectar si mi hijo tiene un problema visual?

La observación, por parte de padres y profesores, de los hábitos visuales del niño suele ser decisiva para detectar posibles problemas de visión.

Algunos posibles síntomas pueden ser:

  • En algunos momentos, desvía el ojo.
  • Lee muy despacio y ha de señalar con el dedo.
  • Vocaliza cuando lee en silencio.
  • No sabe explicar lo que ha leído.
  • Le duele la cabeza o le pican los ojos cuando mira de cerca.
  • Cuando lee o escribe ve borroso o doble.
  • Cierra un ojo o lo tapa a veces.
  • Escribe con la cara pegada al papel.
  • Inclina la cabeza cuando estudia o ve la televisión.
  • Cuando lee, mueve la cabeza en lugar de mover los ojos.
  • Escribe hacia arriba y hacia abajo con letra irregular.
  • Se pierde cuando tiene que mirar la pizarra y la mesa, o cuando copia en la libreta.
  • Tiene dificultades cuando hace deporte, lee o escribe.
  • Invierte las letras (b-d, p-q).
  • Se acerca mucho a los libros.
  • Cuando lee, se salta palabras o líneas enteras; también lee dos veces la misma línea.
  • Pierde fácilmente la atención y distrae a sus compañeros.

Si has contestado de forma afirmativa de 3 a 5 síntomas, tu hijo puede tener un problema visual. Deberías considerar que su visión fuese evaluada por un optometrista. Y si está especializado en Optometría Comportamental o de Desarrollo, mucho mejor. Siempre es muy positivo revisarle de forma habitual y prevenir para que su aprendizaje transcurra con la normalidad de su edad.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>