¡Una revisión a tiempo salva vidas!

El 46% de los conductores no se revisa la vista

En esta época marcada por las vacaciones, se multiplican los desplazamientos en coche y, como consecuencia, también aumenta el número de accidentes, muchos de ellos debidos a problemas visuales sin corregir del propio conductor.

 Pero también existen casos en los que los conductores involucrados en accidentes afirman que no pudieron distinguir al peatón o al otro coche, no por una visión deficiente, sino porque se vieron deslumbrados a causa de los reflejos de la carretera o el resplandor del sol. En estas situaciones, el uso de gafas de sol puede suponer una gran diferencia.

“Al igual que comprobamos el estado del vehículo antes de viajar, debemos hacer lo mismo con nuestra visión, sobre todo si utilizamos corrección visual y/o se superan los 45 años de edad”, apuntan desde el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas.

Según Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, “si todos los conductores nos revisásemos la vista cada año, se reducirían los accidentes. El problema está en que el 46% de los automovilistas no lo hace, aumentando, por tanto, el riesgo de sufrir accidentes de tráfico”.

El número de conductores afectados por, al menos, una deficiencia visual es del 24 por ciento. Es fundamental que los conductores sean conscientes de la necesidad de que las capacidades visuales que intervienen en la conducción estén en perfecto estado.

Una exposición excesiva a la radiación solar ultravioleta produce daños oculares, entre los que destacan las cataratas, el pterigión y la degeneración macular, además de otros problemas importantes para el conductor, como es el caso del deslumbramiento o la fatiga visual.

A pesar de dicha importancia, el 33% de los conductores no se protege habitualmente del sol mientras conduce y un 12% nunca lo hace, a pesar de ser España uno de los países con los índices de radiación ultravioleta más altos de Europa.

Las mejores gafas de sol para conducir son las que contienen lentes polarizadas, que reducen el deslumbramiento y facilitan la visión en días muy luminosos. El asesoramiento de un profesional de la salud visual óptico optometrista garantiza una elección adaptada a las necesidades de cada usuario.

En el caso de las gafas graduadas, lo más importante es que la graduación esté actualizada. Además, es conveniente que las gafas cuenten con un tratamiento antirreflejante, ya que disminuye los reflejos y los deslumbramientos y se incrementa el contraste.

¡No juegues con tu vida y la de tu familia!

Opticlinick Las Rozas te ofrece revisiones gratuitas.

 

Esta entrada fue publicada en Astigmatismo, conducir, Contactología, gafas de sol, Hipermetropía, Las Rozas, lentes de contacto, lentillas, Miopía, Óptica, Optometría, Orto-k y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>