Ambliopía

La ambliopía es un problema visual, que también se conoce como “ojo perezoso o vago”. Generalmente, afecta a uno de los ojos, pero puede afectar a los dos. El problema comienza cuando las vías que transmiten los mensajes de la visión de uno de los ojos al cerebro no se desarrollan lo suficientemente fuertes. Entonces, el cerebro prefiere el otro ojo y la vista del niño no se desarrolla de manera normal. La ambliopía es la causa más común de problemas de la vista en niños.

Síntomas de la ambliopía
Recomendamos a los padres que estéis muy atentos a algunos síntomas que pueden presentar vuestros hijos, como por ejemplo:

  • Desviar un ojo
  • Mirar a la pizarra o a la televisión de lado
  • Quejarse de constantes dolores de cabeza o de visión borrosa
  • Presentar persistente parpadeo de los ojos
  • Frotar los ojos con frecuencia
  • Guiñar los ojos al mirar a superficies brillantes
  • Acercar mucho los ojos al libro para poder leer
  • Seguir con los dedos los renglones de un texto

Si el niño presenta más de dos o tres de los síntomas especificados, lo mejor es llevarlo a tu optometrista para una primera evaluación.

Según las últimas investigaciones, aproximadamente un 2,5 por ciento de la población mundial sufre este problema. En España, existen aproximadamente un millón de casos.

Los comentarios están cerrados.