Sabías que…

Hay cuatro etapas en la vida de los niños en las que es fundamental acudir al especialista en salud visual:

Al nacer, la primera revisión tiene que ser en ese momento, ya que es cuando se pueden detectar, evaluar y descartar diferentes problemas.

Entre los 6 meses y los 2 años. En este periodo es muy importante evaluar el desarrollo de la visión binocular.

Entre los 2 y los 5 años. El sistema visual alcanza un suficiente grado de maduración en esta franja de edad. Por eso es tan importante volver a realizar una exploración.

A partir de los 5 años. Es recomendable realizar a los niños revisiones anuales durante la época escolar. Sobre todo si se detectan ciertos síntomas como:

  • cruzar o entrecerrar los ojos
  • dificultad para leer
  • sentarse demasiado cerca de la televisión
  • inhabilidad de ver objetos en la distancia
  • inhabilidad de leer en la pizarra
  • frotarse los ojos constantemente
  • sensibilidad extrema ante la luz
  • capacidad deficiente de enfocar
  • capacidad deficiente de seguir un objeto
  • alineamiento o movimiento de los ojos anormal
  • enrojecimiento y/o lagrimeo crónico de los ojos
  • pupilas blancas en lugar de negras

Los comentarios están cerrados.